La Comisión Europea beta la venta de O2

11

Llega el esperado varapalo de la Comisión Europea a Telefónica. La comisaria de Competencia, la danesa Magrethe Vertager, ha anunciado este mediodía que Bruselas, tal como estaba previsto, veta la venta de O2, la filial  británica de Telefónica, a Hutchison para impedir que se resienta la competencia y la innovación en el sector. En las últimas semanas, el grupo español ha vinculado ese bloqueo al referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la UE, pero fuentes del Ejecutivo comunitario descartan tajantemente esa explicación política.

Permitir esa operación era malo para los consumidores británicos“, ha dicho la comisaria Vestager, cuyo equipo considera que las soluciones que aportaba Hutchison no impedían que el mercado de la telefonía móvil quedara reducido a tres únicos competidores en suelo británico (BT, Vodafone y Hutchison), con efectos negativos sobre la competencia y la innovación. La guardiana de la competencia en suelo europeo arremete así contra la doctrina de su antecesor, Joaquín Almunia, que había permitido reducir de cuatro a tres el número de competidores en varios países.

La Comisión señala que la adquisición habría eliminado a un competidor importante, dejando solo dos operadores de redes móviles —Vodafone y Everything Everywhere (EE) de BT— para hacer frente a la entidad fusionada. Además, indica que “la competencia significativamente reducida” en el mercado probablemente habría tenido como consecuencia unos precios más elevados de los servicios móviles en el Reino Unido y menos posibilidades de elección para los consumidores que si no existiera la transacción.

La adquisición también habría tenido, probablemente, un impacto negativo sobre la calidad del servicio para los consumidores del Reino Unido, al obstaculizar el desarrollo de la infraestructura de redes móviles. Por último, la adquisición habría reducido el número de operadores de redes móviles dispuestos a albergar a otros operadores móviles en sus redes,los llamados virtuales, argumenta la Comisión.

De esta forma Bruselas pone fin al acuerdo que alcanzaron Telefónica y Hutchison Whampoa en marzo de 2015 para la venta de O2 al grupo inversor de Hong Kong por un importe de 10.250 millones de libras esterlinas (aproximadamente 13.000 millones de euros al tipo de cambio actual). El grupo resultante de la fusión de O2 con Three, el operador móvil de Hutchison, hubiera creado el líder de la telefonía móvil en Reino Unido con una cuota del 40% y 34 millones de clientes, por delante de BT-EE y de Vodafone.

La Comisión sostiene, además, que la transacción “perjudicara a la innovación en el sector de las comunicaciones móviles” y que las contrapartidas ofrecidas para responder a las “serias reservas suscitadas por la adquisición” son, a ojos del regulador, “insuficientes”.

El País (11/05/2016)

http://economia.elpais.com/economia/2016/05/11/actualidad/1462961296_094304.html

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email