Científicos andaluces crearán un telescopio para observar el comportamiento solar

102

Una tormenta solar puede provocar un apagón de horas a una provincia entera de Canadá, tirar las telecomunicaciones de un país, afectar a los vuelos que tienen rutas cerca de los polos de la Tierra o provocar el hipnótico espectáculo de las auroras boreales en el cielo. «Cualquier cosa que le pase al Sol nos afecta», explica el investigador Luis Bellot. Por eso es fundamental no solo conocer qué pasa en el astro rey sino, también, aprender el porqué y el cómo.

En esa tarea se han embarcado desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía, donde un equipo de astrofísicos e ingenieros están inmersos en dos proyectos de alcance internacional: la construcción del mayor telescopio de observación solar del mundo y, además, el lanzamiento al espacio de un satélite desde Cabo Cañaveral —Solar Orbiter— que, como su nombre indica, orbitará alrededor del Sol para estudiarlo en profundidad. El telescopio solar, un proyecto europeo de 200 millones de euros, estará físicamente ubicado en Canarias, «uno de los mejores sitios del mundo para la observación espacial», explica Bellot. Los científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía han estado en este proyecto «desde el principio. Somos miembros del comité científico que asesora sobre las investigaciones que llevará a cabo el telescopio».

Con un espejo de cuatro metros, este aparato de observación del Sol será el más grande de Europa y del mundo junto con otro americano. ¿Para qué servirá? «Sabemos que hay fenómenos violentos en la atmósfera del Sol, sabemos de sus campos magnéticos», enumera Bellot. «Pero no sabemos por qué se producen», añade. Para llenar ese vacío de conocimiento se pone en marcha el telescopio. Gracias al conocimiento que se adquiera sobre esas explosiones solares que liberan gas y partículas que afectan a la vida en la Tierra, estos fenómenos se podrán prever. Con esos datos, «estaremos mejor preparados para afrontar sus efectos», explica Bellot.

Esta infraestructura, además de ayudar a conocer cómo funciona el Sol, tiene una aplicación mucho más grande: Saber cómo son las estrellas. Todas. «La estrella que tenemos más cerca es el Sol. El resto están tan lejos que no podemos llegar, pero observando qué pasa en el Sol podemos conocer cómo funcionan el resto de estrellas», señala Bellot, quien apuesta por mayor inversión en ciencia e investigación para situar a la comunidad en referente mundial y conseguir que la ciencia sea un sector económico que tire del carro andaluz.

Andalucía —como el resto de España— cuenta con un equipo de astrofísicos «muy potentes», indican desde el Instituto de Astrofísica andaluz. Prueba de ello es que, además del proyecto del telescopio solar más grande del mundo, han diseñado parte del instrumental del satélite que este domingo se lanza al espacio para que estudie el Sol.

ABC ANDALUCIA (01/03/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email