Casa robot con patas capaz de trasladarse por todo el mundo

107

Poder viajar por todo el mundo sin dejar atrás tu casa es posible gracias a las caravanas, aunque con bastantes limitaciones. Esta modalidad de turismo ha crecido en popularidad en España durante los dos últimos años, pero con una caravana no es posible instalarse en cualquier lado ni cuentan siempre con todas las comodidades de una casa con cimientos. Ahora, llega un concepto completamente rompedor: una vivienda con patas robóticas.

El diseñador Encho Enchev propone este modelo de casa robótica para viajar y vivir en el futuro. Poder tener el hogar en cualquier lugar del mundo gracias a que sea la propia vivienda la que recorra la distancia necesaria y establecerse en cualquier parte, desde un descampado a una colina rocosa donde instalarse para conseguir las mejores vistas.

Equipada con todo lo necesario, los renders creados por este diseñador búlgaro muestran un hogar futurista en el que no falta ni la parrilla para montar una buena barbacoa con amigos en medio de la nada. El diseño se inspira en las últimas tecnologías que están revolucionando las construcciones modernas y sostenibles para abordar este nuevo concepto. Sin duda, la parte más relevante de esta casa es su parecido con una araña de seis patas. Esas extremidades mecánicas le sirven tanto para desplazarse como de sistema de estabilidad en cualquier terreno escarpado.

Para sostener el peso de la vivienda, “las patas están equipadas con una capa de goma antideslizante de 5 cm en la parte inferior” explica su diseñador. Así es posible colocar la casa robot sobre una cuesta rocosa en montañas donde prima la pizarra, el granito o el cuarzo entre otros materiales y que no se resbale ante la lluvia o la nieve.

La base de estas patas es una garra mecánica en forma de triángulo, similar a las de los pájaros. La naturaleza siempre es una gran inspiración en robótica y diseño industrial. Como se muestra en la imagen, pueden adoptar diferentes alturas para levantar la casa o dejarla lo más cerca del suelo.

Aunque, se trata solo de un diseño desarrollado por ordenador y existe la posibilidad de que nunca se llegue a construir (ojalá no sea así), este sistema de patas ya se ha probado en otras máquinas.

Esta vivienda, aunque innovadora en varios aspectos, sigue los patrones de estilo que otros diseñadores han adjudicado a las viviendas prefabricadas de las próximas décadas. Con forma de cápsula espacial, la estancia cuenta con un dormitorio, cocina, salón y dos espacios para teletrabajar o jugar a videojuegos.

Está pensada para una pareja, indica Enchev en la explicación que acompaña las imágenes en la web ArtStation. Si se quiere un mayor espacio, la vivienda se abre al exterior, desplegando una terraza donde caben varias hamacas para tomar el sol.

De todas formas, toda la casa está abierta a las vistas exteriores con grandes paneles de cristal y dentro la mayoría del espacio es diáfano, sin casi paredes para poder ver en un ángulo de 360 grados el paisaje. De noche, las luces iluminan la estancia con barras de luz que recorren paredes y techo con formas geométricas.

Si se requiere intimidad, el diseñador explica que las ventanas son de cristal inteligente o vidrio electrocrómico. Una tecnología que se está poniendo de moda en oficinas y otros espacios para poder cambiar el cristal de un estado opaco a transparente a voluntad. Incluso, en alguno de los renders se puede ver la proyección de imágenes en el cristal.

Si el peso de la casa y la estabilidad de esta dependen de las patas, la funcionalidad de la misma está cubierta con un sistema de energía solar. Hasta 10 celdas recogen la energía durante el día para permitir el desplazamiento y el uso de los electrodomésticos o el sistema de iluminación.

La energía que no se gasta se almacena en el interior, bajo el suelo de las estancias. Allí Enchev ha decidido colocar baterías eléctricas donde guardar toda esa energía para cuando se necesite. También en la parte inferior se encuentra el trastero.

Una motocicleta, bicis de montaña y toda clase de objetos se pueden guardar en el almacén interior como a mantener liberada la vivienda. Teniendo en cuenta los terrenos que pretende sortear la casa, cuantos menos objetos sueltos en su interior, menor riesgo habrá como ocurre con las autocaravanas.

Justo al lado de las placas solares en la parte superior de la casa, el diseñador ha colocado un tanque de agua que suministra al baño y cocina. El tanque es un tubo circular alargado con la misma longitud que el sistema de las placas solares. También en color verde se muestran otros compartimentos en la parte inferior.

Por último, no podía faltar, está la antena parabólica para recibir todas las comunicaciones y los canales de televisión. Muchos en plena ciudad desearían tener una casa tan completa y luminosa.

EL ESPAÑOL (26/11/2021)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email