150 millones en ayudas públicas: la banda ancha llegará a zonas rurales

346

Los operadores de telecomunicaciones podrán acceder a ayudas de 150 millones de euros para desplegar la conectividad de banda ancha en zonas rurales españolas de escaso interés comercial. La iniciativa, aprobada por el Consejo de Ministros, consiste en el Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA 2020-2022), promovido por el Ejecutivo español con aportaciones cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El programa de ayudas pretende reducir la brecha digital e impulsar el movimiento demográfico hacia zonas que actualmente carecen de infraestructuras de telecomunicaciones de calidad debido al desapego comercial por parte de los operadores del sector. Para incentivar los despliegues, el Gobierno repartirá las referidas ayudas de 150 millones de euros de ayudas a los operadores de telecomunicaciones comprometidos con ofrecer al, menos, 300 Mbps, escalables a 1 Gbps,” tanto en sentido descendente como ascendente, en las zonas sin cobertura actual de redes NGA (New Generation Access) y que no tienen previsiones de despliegue a tres años, las conocidas como zonas blancas NGA”.

Entre las novedades de esta edición sobresale el blanqueo de zonas grises, es decir, la incorporación de las denominadas zonas grises NGA como áreas elegibles para recibir ayudas. De hecho, las zonas grises son aquellas en las que existe presencia de un solo operador que puede proporcionar servicios a velocidades de más de 30 Mbps, pero sin superar los 100 Mbps. Esta incorporación de territorios parcialmente cubiertos por los operadores en el programa de ayudas “permitirá mejorar la cobertura en algunas áreas donde, a pesar de existir banda ancha, los servicios que ahora existen son insuficientes y hay capacidad para que sean mejorados”.

Fuentes del ministerio de Asunto Económicos y Transformación Digital apuntan a través de un comunicado que el mapa final de las zonas blancas y grises NGA elegibles para la convocatoria es el resultado de una consulta pública que finalizó el pasado 9 de junio. En total, se recibieron 145 aportaciones de administraciones públicas autonómicas y locales, operadores de comunicaciones electrónicas y otros agentes. Asimismo, sobresale entre las novedades el carácter provincial de los proyectos, de forma que se seleccionará uno por provincia y se valorará el mayor número de entidades de población cubiertas en el proyecto, para reducir todo lo posible la brecha territorial.

En el mismo comunicado se indica que “el Programa PEBA-NGA ha complementado la acción del sector privado, convirtiendo a España en el país con la red de fibra óptica más extensa de Europa, a pesar de las dificultades que presenta la orografía de nuestro territorio para el despliegue de las redes”. Según datos de la Comisión Europea, la cobertura de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) alcanza al 80,4% de la población española, frente a la media europea del 34%. En zonas rurales, el diferencial de cobertura a favor de España es igualmente relevante: de media, solamente el 21% de los hogares europeos cuentan con FTTH, frente al 46% en nuestro país.

EL ECONOMISTA (30/06/2020)

Más información aquí

Si te resultó útil...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email