Estrategia Global
Herramientas TIC

Se pone en funcionamiento el primer parque eólico flotante del mundo

Dejar el petróleo a favor de las energías renovables está cada vez más cerca. Así lo demuestran las regiones europeas que se lanzan al mar, ya no para levantar las plataformas petrolíferas como empezaron en los años 70, sino para aprovechar al máximo el potencial energético del viento. Este es el caso de Hywind Scotland, el primer parque eólico marítimo del mundo capaz de flotar, construido por la empresa pública noruega de petróleo Statoil en colaboración con la firma de energías renovables de Emiratos Árabes Masdar, que el pasado miércoles empezó a operar en aguas del Mar del Norte, en Buchan Deep, a 25 kilómetros de Peterhead, en el concejo escocés de Aberdeenshire.

Convertir en energía los fuertes vientos de la costa requiere desafiar la profundidad del mar. Según el operador Statoil, hasta el 80% de los posibles lugares con viento en alta mar se encuentran en aguas de más de 60 metros de profundidad. Las turbinas fijas que pueblan los parques eólicos marinos convencionales solo son óptimos para una profundidad no superior a 50 metros, pero las estructuras eólicas flotantes facilitan la captura de energía en entornos profundos de hasta 800 metros. Las cinco turbinas instaladas en el primer proyecto con el sello Hywind miden 253 metros de altura, de los cuales 78 quedan bajo la superficie.

“La construcción y el desarrollo del proyecto, que empezó hace quince años, se han hecho completamente como estaban previstos. El concepto de Hywind Scotland se basa en la demostración de una turbina flotante piloto que instalamos en 2009 a las afueras de Karmøy, en el oeste de Noruega. Hemos utilizado la experiencia de aquel proyecto, transformando la escala de la turbina inicial de 2,3 megavatios a 6 MW, lo cual ha afectado al tamaño total”, explica a El País Elin A. Isaksen, responsable de comunicación del departamento de Nuevas Soluciones Energéticas de Statoil.

La instalación, cuyo proyecto ha superado los 230 millones de euros, cubre un área de 15 kilómetro cuadrados. Para hacerse una idea de la dimensión de las torres, basta saber que en el interior de las góndolas, el componente encargado de soportar la maquinaria de la turbina y de rotar para seguir la dirección del viento, caben dos autobuses double decker londinenses, y que las palas del rotor, los típicos brazos puntiagudos de la turbinas, de 75 metros y de largo y 25 toneladas de peso, tienen casi la envergadura de un Airbus 380.

Este parque eólico flotante pionero cuenta con una capacidad de 300 MW, lo que permitirá abastecer de energía a 20.000 viviendas. “A través de su industria y sus sistemas de ayudas públicas, el Reino Unido y Escocia tienen una posición líder en el desarrollo de la energía eólica marina como una nueva fuente de energía competitiva. Las autoridades escocesas han sido un gran apoyo para el proyecto”, señala Isaksen.

Mientras las autoridades escocesas celebran la puesta en marcha del nuevo parque eólico flotante, que les permitirá “ponerse a la cabeza en la carrera mundial para desarrollar la próxima generación de tecnologías eólicas marinas”, como expresaba el día de la inauguración la ministra escocesa Nicola Sturgeon, Hywind Scotland ha encontrado la oposición del colectivo ambiental Bird Charity RSPB Scotland, contra la implantación de parques eólicos a escala comercial en las aguas orientales de Escocia que amenazan, según esta organización, áreas de protección especial para la vida de diversas especies de aves marinas como la gaviota tridáctila, el alcatraz, el frailecillo y el arao.

ElPaís (26/10/2017)

https://elpais.com/tecnologia/2017/10/24/actualidad/1508858187_335270.html

Si te resultó útil...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario