Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en DTSocial_Widget está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /var/www/vhosts/n-economia.com/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 3763 Notice: ¡El método de llamada al constructor WP_Widget en DT_Twitter está obsoleto desde la versión 4.3.0! Utiliza
__construct()
en su lugar. in /var/www/vhosts/n-economia.com/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 3763 La nube híbrida, flexibilidad y garantía de seguridad | N-Economia
Estrategia Global
Herramientas TIC

La nube híbrida, flexibilidad y garantía de seguridad

Empresas líderes analistas del sector han confirmado la tendencia de la nube híbrida. IDC ha previsto que las empresas necesitarán contar con un entorno TI principalmente basado en cloud en el año 2019 y la firma 451 Research asegura que el gasto en almacenamiento público se duplicará en los próximos dos años a medida que se reduzca la demanda de almacenamiento en las instalaciones. 

Las previsiones de lo que representa la promesa de la nube híbrida han animado a las principales empresas del sector tecnológico a establecer planes especializados para un futuro híbrido. Por ejemplo, Hewlett Packard Enterprise (HPE) y Microsoft han creado recientemente un centro de innovación en Seattle que agilizará la adopción de la nube híbrida y ayudará a los clientes para que pongan a prueba las soluciones híbridas y los casos prácticos, como es el ejemplo de uso de los entornos HPE / Azure Stack.

AWS y VMware también han preparado una oferta conjunta para la nube híbrida que, como afirma Amazon, permitirá a los clientes usar la virtualización y el software de gestión de VMware para implantar y gestionar cargas de trabajo en las instalaciones y en todos los entornos AWS Cloud.

Otro buen ejemplo es el CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, que ha puesto en marcha una nube híbrida para apoyar la investigación que lleva a cabo con multitud de datos de alto rendimiento. El proyecto contará con 7000 servidores y 190.000 núcleos y ha sido financiado en parte por la Comisión Europea.

Ahora que los líderes de la disrupción en todos los sectores están aceptando y adoptando el espacio de la nube pública, híbrida y múltiple, los que no lo hacen se darán cuenta pronto de que se han quedado atrás.

La nube híbrida es cada vez más popular dado que ofrece la flexibilidad y los beneficios de la implantación de datos de la nube pública, pero además proporciona la garantía de seguridad del almacenamiento en nube privada, en las instalaciones, aportando de manera eficaz a las empresas lo mejor de los dos mundos. Esto significa que las empresas ya pueden almacenar los datos más importantes o confidenciales en la nube privada al tiempo que almacenan otros recursos en redes públicas.

Sin embargo, antes de lanzarse de cabeza a la nube híbrida, las empresas deben plantearse los motivos por los que quieren hacerlo. Es fundamental determinar cuáles van a ser las consecuencias de este cambio, los tipos de cargas de trabajo para los que lo usaremos y los resultados que puede obtener la empresa antes de embarcarse en el viaje hacia la nube híbrida.

Elegir la nube híbrida hace que la integridad de los datos y los servicios sea una de las principales prioridades de las empresas. Por ese motivo, será importante combinar de forma correcta la oferta de almacenamiento en las instalaciones y las distintas opciones de almacenamiento como servicio, para así garantizar que los datos están siempre disponibles y sincronizados en múltiples plataformas.

La creciente demanda de cloud se ve impulsada principalmente por empresas que quieren aceptar y adoptar el proceso de trasformación digital. La empresa actual necesita basarse en tecnologías clave proporcionadas por la virtualización, los sistemas de almacenamiento actual y las tecnologías cloud para así poder ser plenamente trasformativa. Esto puede significar una carga para la disponibilidad de datos e información, dado que requiere la actualización de los sistemas tradicionales y obsoletos además de la inversión de tiempo y dinero.

Es por ese motivo por lo que resulta fundamental que la disponibilidad esté al frente de la estrategia de transformación digital o de nube híbrida. De tal forma que cuando se desplacen las aplicaciones y cargas de trabajo entre diversas infraestructuras, ya exista un backup y un plan de recuperación en caso de desastre para garantizar que el tiempo de inactividad no sea un problema.

Sin embargo, nuestro estudio ha concluido que la mayoría de las empresas tiene problemas para hacerlo. El informe sobre disponibilidad de Veeam del año pasado, el 2016 Availability Report, descubrió que, a pesar de la inversión en los data centers, el 82 % de las empresas admitía sufrir la brecha de disponibilidad entre la rapidez con la que lograban recuperar las aplicaciones y la velocidad a la que necesitaban recuperar las aplicaciones. Por ese motivo no consiguen hacer frente a los requisitos de los usuarios finales que demandan una empresa permanentemente activa.

El incremento en el volumen de datos ya es importante, pero va a alcanzar niveles exponenciales que aumentarán aún más la carga que soportan los sistemas tradicionales y obsoletos. Esto significa que la necesidad de tener un enfoque en favor de la nube híbrida es ahora más importante que nunca para hacer frente a las expectativas cada vez mayores de los clientes.

Aunque se habla mucho sobre las oportunidades de la nube híbrida, aún no hay suficientes empresas que aprovechen los beneficios del bajo coste y la flexibilidad de la nube pública. Todavía se presupone que los datos se deben almacenar en las instalaciones por los problemas de seguridad que plantean; sin embargo, ahora que las posturas están cambiando, las empresas no deben limitarse a usar el entorno de la nube pública solo para poner a prueba una aplicación.

La clave radica en usar la nube híbrida de tal modo que beneficie a la empresa y su volumen de trabajo. Por ejemplo, una universidad puede decidir trasladar parte de su carga de trabajo a la nube pública durante un periodo de mucha actividad en el año, como puede ser la época en la que se publican las notas de selectividad o cuando los alumnos sin nota suficiente solicitan plazas que hayan podido quedar libres. La universidad ya sabe que en ese periodo va a recibir una oleada de datos que quizás la estructura en las instalaciones no va a poder gestionar.

El tiempo de inactividad que afecta a los servicios ya no es aceptable y, aunque en los próximos años nos enfrentaremos a diversas incertidumbres, es seguro que la importancia de la disponibilidad de datos, en todo momento y lugar, solo va a aumentar. Las empresas deben contar con una estrategia cloud clara antes de invertir plenamente en infraestructura cloud. La clave de todo es garantizar la disponibilidad de datos e información en todo momento.

Computer World (03/03/2017): http://www.computerworld.es/cloud/es-hora-de-sacar-partido-a-la-nube-hibrida

Si te resultó útil...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario