Estrategia Global
Herramientas TIC

La Comisión Europea trabaja para asegurar que la economía digital sea gravada justamente

La Comisión Europea ha presentado una ambiciosa agenda para asegurar que la economía digital sea gravada de una manera justa y favorable al crecimiento. La Comunicación adoptada por la Comisión expone los retos a los que se enfrentan actualmente los Estados miembros a la hora de actuar sobre esta cuestión acuciante y expone las posibles soluciones que deben explorarse.

El objetivo es garantizar un enfoque coherente de la UE en materia de fiscalidad de la economía digital que respalde las prioridades clave de la Comisión de completar el mercado único digital y garantizar la imposición justa y efectiva de todas las empresas. La Comunicación de hoy abre el camino a una propuesta legislativa sobre las normas de la UE para la imposición de los beneficios en la economía digital, como confirmó el Presidente Juncker en el Estado de la Unión 2017. Esas normas podrían establecerse ya en la primavera de 2018. El documento de hoy también debería incluir el trabajo internacional en este ámbito, en particular en el G20 y la OCDE.

“Las normas fiscales modernas son esenciales para aprovechar todo el potencial del mercado único digital de la UE y para fomentar la innovación y el crecimiento. Esto significa disponer de un marco fiscal moderno y sostenible que ofrezca seguridad jurídica, incentivos favorables al crecimiento y condiciones equitativas para todas las empresas. La UE sigue presionando para que se haga una revisión exhaustiva de las normas fiscales mundiales para hacer frente a las nuevas realidades” señaló Andrus Ansip, Vicepresidente del Mercado Único Digital.

Por su parte, Valdis Dombrovskis, Vicepresidente para el Euro y el Diálogo Social hizo referencia a la creciente digitalización qude la economía y a las oportunidades que esto genera, así como la evolución que deben sufrir los sistemas fiscales para captar nuevos modelos de negocio. “Es también una cuestión de sostenibilidad de nuestros ingresos fiscales como las fuentes tradicionales de impuestos están sometidos a tensiones.No se trata de mantener la integridad del mercado único y evitar la fragmentación mediante la búsqueda de soluciones comunes a los retos mundiales” añadió.

El actual marco tributario no encaja con las realidades modernas. Las normas fiscales vigentes hoy en día fueron diseñadas para la economía tradicional y no pueden captar actividades que se basan cada vez más en activos y datos intangibles. Como resultado, se estima que la tasa impositiva efectiva de las empresas digitales en la UE es la mitad de la de las empresas tradicionales, y muchas veces mucho menos. Al mismo tiempo, las medidas unilaterales adoptadas por los Estados miembros para resolver el problema amenazan con crear nuevos obstáculos y lagunas en el mercado único.

Pierre Moscovici, Comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas también se ha pronunciado al respecto: “Las empresas digitales obtienen grandes beneficios de sus millones de usuarios, incluso si no tienen una presencia física en la UE, y ahora queremos crear unas condiciones de igualdad para que todas las empresas activas en la UE puedan competir equitativamente, independientemente de que operen a través de la nube o de locales de ladrillos y mortero. “

El primer foco debe estar en impulsar una reforma fundamental de las reglas impositivas internacionales, lo que aseguraría un mejor vínculo entre cómo se crea el valor y donde se grava. Los Estados miembros deben converger en una posición fuerte y ambiciosa de la UE, para que podamos impulsar resultados significativos en el informe de la OCDE al G20 sobre este tema la próxima primavera. La Cumbre Digital de Tallin será una buena ocasión para que los Estados miembros definan esta posición al más alto nivel político.

Ante la ausencia de un progreso global adecuado, la UE debería aplicar sus propias soluciones para gravar los beneficios de las empresas de la economía digital. La Comunicación de hoy describe la estrategia a largo plazo de la Comisión, así como algunas de las soluciones a corto plazo que se han debatido a nivel de la UE e internacional hasta ahora. En particular, la base consolidada común del impuesto sobre sociedades (CCCTB) ofrece una buena base para abordar los retos clave y proporcionar un marco sostenible, sólido y justo para gravar a todas las grandes empresas en el futuro. Dado que esta propuesta está siendo debatida actualmente por los Estados miembros, la imposición digital podría incluirse fácilmente en el ámbito de las normas finales acordadas. Sin embargo, también se evaluarán las «soluciones rápidas» a corto plazo, como un impuesto específico sobre el volumen de negocios y un impuesto sobre la publicidad en toda la UE.

Computer World (22/09/2017): http://www.computerworld.es/negocio/la-comision-europea-en-busca-de-una-fiscalidad-justa-de-la-economia-digital

Si te resultó útil...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario